Se lleva a cabo con la aplicación de sales de Amonio Cuaternario o Bigamidas, las cuales ejercen un efectivo control sobre todo tipo de gérmenes, bacterias, hongos, virus y algas, aplicando dosis de acuerdo a las necesidades existentes.

La Aromatización es la actividad que permite reducir olores desagradables a través de la aplicación de ambientadores líquidos concentrados.